Musique
Français
logo
loupeAugustineloupeAugustine
loupe

Noticias


 

Comunión fraternal

« Dedíquense a conservar la unidad del Espíritu por el lazo que es la paz». (Ep 4,3)

La primera misión de las hermanas es vivr  en  comunión fraternal en  el interior del  monasterio, a imagen de las primeras comunidades cristianas y  de aquellas fundadas  por San Agustín. Esta comunión debe imitar aquí en el mundo,  el  misterio trinitario como Cristo lo pidió : « Que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí  y yo en ti ,para que también ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado»(Jn 17,21).

El modelo de la unidad a realizar en el seno de la comunidad de las Agustinas es aquel de la Trinidad. Vivir la unidad para las religiosas Agustinas es realizarse en todas las dimensiones de su ser uniéndose con los otros para una búsqueda conjunta de un bien común, lo que significa para las Agustinas,
«Dios buscado, amado y compartido juntas» (Const.art.52).

La Iglesia entera debería estar unida como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son Uno. Es por eso que en el marco de la Iglesia se constituyen Comunidades religiosas que quieren vivir concretamente y localmente este ideal de unidad de la gran Iglesia.

De este modo, una Comunidad, que por su unidad, por su fraternidad, se transforma de comunidad humana en Iglesia, realiza el misterio de la unidad.

La espiritualidad agustiniana es particularmente eclesial y considera la Comunidad como un medio para construir la Iglesia.

La unidad de los corazones y la amistad espiritual que tienen sus raíces en Dios, encuentran expresión en todos sus encuentros fraternales. Atenciones mutuas impregnadas de simplicidad y  de cordialidad permiten saborear la dulzura de vivir juntas. La primera misión de las agustinas es   construir una comunidad de amor.

«Vivan todas en la unidad de los corazones y de las almas, y honren unas y otras a este Dios de quien ustedes son el Templo». (Cf.Règle Cap.IV).